Pagando reconocimientos

abril 22, 2010 16:49 by Admin

POR KAREN VILLATORO PANIAGUA/ RECURSOS HUMANOS XEROX DOCUMENTOS Y DIGITALES DE EL SALVADOR

 

Pagando reconocimientos

Al preguntarle a los empleados, cuáles son aquellas cosas que los impulsan a levantarse todos los días temprano para ir a trabajar, para dar lo mejor de sí en la oficina y generar los resultados esperados, las respuestas varían dependiendo de los objetivos individuales de cada persona, la motivación para algunos se logra mediante aumentos, ascensos, bonificaciones etc.

Pero cuando se trata de dinero, la motivación puede ser engañosa, una vez se termina, se vuelve a iniciar el ciclo de buscar un impulso y ésta pierde su razón de ser. Pero entonces surge la pregunta, ¿Cómo puedo motivar a mis empleados de una forma verdadera y de larga duración?

Reconocimiento. Esto es lo que realmente tiende a motivar un buen desempeño y la búsqueda constante de mejorar, todo aquello que represente un verdadero aprecio por un trabajo bien hecho. Algo que el empleado pueda llegar a casa y compartir con su familia al final del día y  repetirlo por mucho tiempo.

El valor de un reconocimiento viene dado por quién lo realiza, el que más influye en la satisfacción que se deriva del trabajo, que va gradualmente desde el jefe inmediato hasta el presidente de la compañía misma. Muchos jefes cometen el grave de error de vivir felicitando continuamente a sus empleados por cada acción diaria, olvidándose  de brindar ambientes saludables de trabajo, relaciones interpersonales edificantes y/o el desarrollo personal de cada colaborador. Por más regalos, piropos y detalles que se den jamás podrán borrar la huella que deja una humillación verbal o una explotación laboral y eso hay que tenerlo muy claro.

Algo que estamos olvidando los jefes de hoy en día es dar gracias, creemos que por pagar los salarios a  nuestros colaboradores, brindarles una posición,  ellos estarán eternamente agradecidos y que por ello darán los resultados esperados. Hay pequeños detalles como saludar a las personas por su nombre, decir un “Bien hecho” sincero, establecer una cultura de reuniones con grupos pequeños para revisar resultados y detectar los problemas presentes y hacer planes de acción participativos.

Para concluir, decir que nuestros empleados son el recurso más valioso de una Empresa, no es una frase poética, es una realidad, el éxito de una compañía se mide por el amor y las ganas que su gente le brinda a su trabajo. Reconozca a sus empelados por que ellos lo reconocerán a usted.

Tags:
Categories: General | Newsletter
Actions: E-mail | Permalink

¿Te gustó este post?
Comparte este post
Publicaciones relacionadas
No se aceptan más comentarios
Artículos destacados

No Mostrar